DEFINICIÓN DE SHIATSU

Combinado OSTEOPATÍA/Acupuntura y Kinesiotaping

Shiatsu es una terapia corporal oficial dentro del sistema sanitario japonés.  El ministerio de Sanidad de Japón lo define como “Tratamiento que, aplicando presiones con los dedos pulgares y las manos sobre determinadas zonas del cuerpo, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar diversas enfermedades  (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc) y activa la capacidad de auto curación del organismo. No tiene efectos secundarios

El Shiatsu centra su actividad en la salud preventiva, aumenta la vitalidad, alivia la fatiga y estimula los músculos y la piel, influyendo en el funcionamiento de los órganos. Lo podemos utilizar como tratamiento descontracturante, relajante, anti-estrés y para tratar todos los desequilibrios de la columna vertebral.

Se trata de un tratamiento integral que se encarga de activar el sistema inmunológico estimulando las defensas naturales que posee el organismo y paralelamente provocando una sensación de relajación y bienestar en toda la musculatura.

 

 INDICACIONES 

    

El Shiatsu nos puede ayudar a superar las llamadas "enfermedades modernas", ansiedad, estrés, insomnio, tensiones musculares, dolores en general y desórdenes de los sistemas metabólico, endocrino, urinario y reproductor entre muchas otras.

Cada vez que se realiza un tratamiento se trabaja todo el cuerpo, debido a que el tratamiento local, generalmente, tiene efectos temporales sobre los síntomas y no llega a curar la causa. Por ejemplo, cuando se trata una lumbalgia, además de la  zona lumbar se tratará el resto del cuerpo y demás zonas que presenten síntomas patológicos.

El Shiatsu NO TIENE EFECTOS SECUNDARIOS, debido a que la presión se modula produciendo sensaciones agradables en el cuerpo.

El Shiatsu puede aplicarse a hombres, mujeres y  niños de todas las edades y en cada caso se determinan los objetivos a conseguir. 

Recibir Shiatsu con regularidad ayuda a descubrir los posibles cambios e irregularidades que se manifiestan en el cuerpo. Se impide así la acumulación de estrés y de toxinas que pueden provocar la aparición de algunas patologías.


Como terapia el Shiatsu está INDICADO para: 

    Problemas de columna vertebral: ciática, lumbalgia, tortícolis, artrosis...

    Todos los casos en los que haya dolor: fibromialgia, cefaleas...

    Rigidez y contracturas musculares

    Trastornos de origen psicosomático, insomnio, nerviosismo, ansiedad, jaquecas, fatiga crónica, depresión...

    Trastornos menstruales de la mujer 

    Desequilibrios orgánicos (estreñimiento, cansancio, digestión...)

    Tratamiento específico para embarazadas     

 

 

"Los BENEFICIOS del Shiatsu van directamente encaminados a una sensación de bienestar total"

Beneficios FÍSICOS del Shiatsu

    Flexibiliza el sistema músculo-esquelético. 

    Tonifica los músculos, articulaciones y tendones. 

    Relaja intensamente y libera tensiones, aliviando los problemas de espalda, dolores de cabeza, lesiones deportivas...

    Mejora el sistema circulatorio. 

    Favorece la circulación sanguínea (revitaliza la piel y disminuye la aparición de arrugas)

    Favorece la eliminación de toxinas

    Facilita las funciones del sistema digestivo y respiratorio

    Mitiga los problemas menstruales 

 

 Beneficios EMOCIONALES del Shiatsu

    Equilibra el sistema nervioso. Relaja y libera tensiones

    Equilibra el estado anímico. Aumenta el nivel de endorfinas proporcionando mejoras en trastornos como el estrés, la depresión o la ansiedad

    Corrige los trastornos del sueño 

    Presionar ciertas partes del cuerpo logra objetivos que, a veces, ni la medicina de alta tecnología es capaz de conseguir

 

Una frase del fundador del Shiatsu,Tokujiro Namikosi, lo describe muy bien,

“El corazón del Shiatsu es como el amor de madre, la presión sobre el cuerpo estimula la fuente de vida”


 Una sesión de Shiatsu

Después de recibir una sesión terapéutica de Shiatsu pueden aparecer agujetas y tener cierta sensación de cansancio, es el inicio de la auto curación e indica que la terapia aplicada es la apropiada para el paciente. Es en estos casos cuando más debemos confiar en la capacidad profesional del terapeuta y continuar con las sesiones de Shiatsu, pues esto marcará la eficacia del tratamiento aplicado. El paciente irá recuperando su equilibrio vital según avanza el tratamiento. 

El mejor momento para recibir una sesión de Shiatsu es cuando estamos sanos, cuando no tenemos dolores ni molestias, lo que nos permitirá fortalecer nuestra salud y el sistema inmunológico.


Después de una sesión de Shiatsu:


 Se equilibra la actividad del sistema nervioso. Se liberan tensiones produciendo relajación y descanso de cuerpo y mente

    Aumenta la  vitalidad y el nivel de endorfinas

    Se reduce la tensión arterial y muscular

    Estabiliza los desórdenes provocados por la ansiedad

   Ayuda a regular los trastornos del sueño. La sensación de calma nos ayudará a conciliar un sueño profundo y reparador

   Aumenta el poder auto curativo del cuerpo aliviando el dolor sin producir efectos secundarios

 

SHIATSU Y ESTRÉS

En la sesión de Shiatsu hacemos un paréntesis en el ritmo habitual, en la rutina diaria,   sin prisas, "detenemos" el tiempo en beneficio de nuestro propio bienestar. 

El terapeuta centrará su atención a las zonas que padecen bloqueo o tensión. Los músculos se relajan por el efecto sedativo del Shiatsu en el sistema nervioso  y, mediante presión y estiramientos, recuperará la flexibilidad y disminuirá la tensión de la musculatura. Se consigue así una mejor respuesta y capacidad de adaptación del paciente a las situaciones que le provocan estrés. 

Recibir sesiones de Shiatsu regularmente nos puede ayudar a reforzar las zonas más vulnerables de nuestro organismo y a entender la manera en que el estrés afecta a nuestro cuerpo y a nuestra mente. 


Regala salud y bienestar, solicita nuestra 

"TARJETA REGALO"


"Cuidarse es una actitud", la nuestra cuidar de ti.


Llamada
Email
Acerca de